Guía para comer sano

 

-          Beber 2 litros de agua al día:

nutri1El agua es fuente de vida: un 60% de nuestro organismo está compuesto por este elemento. Además, el agua que consumimos trae consigo otras sustancias vitales, como sales minerales importantísimas en diversos procesos bioquímicos. Así, al beberla, podemos ingerir magnesio, calcio o incluso cloro. 

-          Realizar 5 comidas al día:

Se recomienda un desayuno generoso a primera hora de la mañana, tomar algo ligero como una pieza de fruta a mediodía, una comida equilibrada, una merienda suave a media tarde y realizar una cena ligera. Es importante que por la noche cenemos poca cantidad, ya que la necesidad de energía es menor. Además, el metabolismo trabaja más despacio, haciendo las digestiones más pesadas.

 

 

 

nutri2     -        Come despacio:
Al comer lento se segregan unas hormonas que ayudan a controlar el hambre ya que incrementan la sensación de saciedad. Por el contrario, al comer rápido, no se liberan estas hormonas y se siente la necesidad de ingerir más alimentos y se corre el riesgo de engordar.

 

     -        Reduce el consumo de grasas saturadasa y de azúcar:
Todos necesitamos un poco de grasa, eso está claro, pero debemos elegir las mejores. Es importante prestar atención a la cantidad y el tipo de grasa que comemos. Intenta evitar alimentos, como el queso duro, pasteles, galletas, embutidos, nata, mantequilla y manteca de cerdo.

 

 

 

      -             Reduce la ingesta de sal:

nutri3El consumo de sal en España es elevado y esta práctica se asocia con la presencia de hipertensión arterial y enfermedades cardiovasculares. Por eso, se recomienda no consumir más de 5 gramos diarios de sal. 

     -          Evita el alcohol:
Este es uno de los productos con mayor número de calorías. Tanto es asi que una copa de alcohol tiene más calorías que un postre dulce.

     -          Consume más pescado:
El pescado es un alimento comparable a la carne y a los huevos en su riqueza proteica y con un mejor perfil graso puesto que contiene cantidades importantes de ácidos grasos omega3, que aumentan el colesterol HDL, “bueno” reducen el colesterol LDL, “malo” y los triglicérido



nutri4-          Comer 4-5 piezas de frutas y verduras:
Una dieta saludable es la que incluye cuatro o cinco piezas de frutas y verduras al día, que pueden alternarse en el desayuno, comida y cena. Estos alimentos son ligeros, sanos y ricos en vitaminas, fibra, minerales y 
antioxidantes.

 

      -          Inclínate por productos orgánicos:

Los productos orgánicos cuentan con una gran ventaja ya que tienen hasta un 30 por ciento menos de contaminación por pesticidas. Además, sus propiedades organolépticas, es decir, su olor y sabor, son mejores y, debido a los métodos de cultivo, a menor escala y menos invasivos, el respeto por el medioambiente es mayor.

 

      -          Intenta consumir altas dosis de fibra combinando alimentos:

La fibra nutre, equilibra y limpia el organismo. Se recomiendan unos 25 g de fibra dietética y es imposible adquirirla solo tomando un par de frutas y una ensalada al día. Por eso es muy importante combinar y consumir diferentes recursos de fibra dietética –que se encuentra en cereales, frutas, verduras, pasta integral, etc.

 

-          Cena muy ligero:

nurti5Durante la noche, la digestión es más lenta y el gasto energético mínimo. Comer más de lo debido puede provocar que la energía que el cuerpo ya no necesita se deposite en forma de grasa por lo que el riesgo de engordar es mayor.

-          Antes de acostarte, tómate una bebida relajante:

Los estudios indican que el sueño reparador ayuda a no engordar. Por tanto, para conciliar el sueño nada mejor que una bebida que temple el cuerpo y relaje todos sentidos. Las infusiones más eficaces en este sentido son las de tila, manzanilla, melisa o azahar. La leche caliente con una cucharada de cacao puro también puede ayudar a dormir mejor ya que el chocolate, en pequeñas cantidades, es un perfecto precursor del sueño.